Actualización 11/2023

Análisis de ARES Capital Corporation

Notas y disclaimer.

Este es un análisis, como todos, subjetivo y usando una metodología propia que consiste en revisar el modelo de negocio de la empresa poniendo el foco en la robustez del modelo de negocio y la rentabilidad en dividendo a largo plazo. Lo que nos interesa es conocer la empresa y determinar si es recomendable para incorporar en una cartera usando la metodología de tres pasos:

  • Buscar buenos negocios.
  • Pagar un buen precio por ellos
  • No hacer nada y recibir rentas pasivas de los dividendos.

En este tipo de análisis no importan ni deben importar los resultados puntuales de un trimestre o la coyuntura actual pero si cualquier circunstancia puntual que haga que el precio se considere atractivo. Por eso debe tenerse en cuenta la fecha del análisis que siempre se especificará al inicio.

Es un análisis subjetivo realizado por un inversor particular con datos disponibles en multitud de fuentes públicas y orientado a un tipo de inversión a largo plazo. Ni los datos mostrados ni las conclusiones pueden considerarse como recomendaciones de compra o venta. El autor del articulo puede poseer (o no) acciones de la empresa analizada y puesto que se realiza una selección previa para realizar el análisis puede existir cierto riesgo de sesgo de confirmación.

Es recomendable hacer investigaciones propias y comparar varias fuentes antes de decidir invertir en bolsa ya que, incluso en la estrategia de inversión a largo plazo, es una actividad no exenta de riesgo.

Aunque el autor revisa la veracidad de los datos en ningún caso se garantiza que sean correctos ya que son extraído de fuentes de terceros. El autor de este análisis no tiene acceso a información confidencial ni privilegiada sobre las empresas que analiza.

Ares Capital Corporation (ARCC) es una empresa de inversión especializada que opera como una Business Development Company (BDC).

Su objetivo principal es proporcionar financiación directa a empresas privadas y pequeñas y medianas empresas públicas que no tienen acceso a los mercados de capital tradicionales. Ares Capital Corporation es parte de Ares Management Corporation, un destacado administrador global de activos alternativos con una amplia gama de productos de inversión.

Ares Capital se especializa en préstamos senior y mezzanine, financiamientos de adquisiciones, recapitalizaciones y financiamientos para el crecimiento de las empresas en una variedad de industrias.

Dado que operan como una BDC, deben cumplir con ciertos criterios establecidos por la SEC, incluyendo la necesidad de distribuir al menos el 90% de sus ingresos imponibles a los accionistas en forma de dividendos.

Ares Capital Corporation se fundó en 2004 y ha crecido a lo largo de los años mediante la adquisición de carteras de préstamos y la expansión de sus actividades de crédito. Uno de los hitos significativos en su historia fue la adquisición de Allied Capital Corp en 2010, lo que la convirtió en una de las BDC más grandes de los Estados Unidos. En 2016, Ares Capital también adquirió American Capital, Ltd., otra gran BDC, lo que amplió aún más su cartera de inversiones y su presencia en el mercado.

La empresa está gestionada por Ares Management Corporation, que proporciona a ARCC acceso a una amplia red de profesionales de inversión y a una extensa plataforma de crédito. Ares Management Corporation tiene experiencia en crédito, capital privado y bienes raíces, lo que ayuda a ARCC en la selección y gestión de sus inversiones.

Modelo de negocio

Como una BDC, Ares Capital utiliza su experiencia para identificar oportunidades de inversión, realizar el debido diligencia, y estructurar las transacciones de una manera que mitigue el riesgo mientras busca proporcionar retornos atractivos.

Su enfoque en el mercado de empresas de tamaño medio le permite beneficiarse de un segmento de mercado que a menudo es menos atendido por los bancos y otros prestamistas tradicionales.

ARES diversifica su portfolio de inversiones para minimizar el riesgo.

Fuente: Presentación para inversores ARES Capital Corporation

Análisis fundamental

ARES Capital es uno de los más antiguos y es el más grande de todos los BDCs gestionando más de 20 mil millones de dólares de activos. La empresa esta muy bien diversificada con menos del 10% de los activos en sectores cíclicos.

El valor liquidativo de ARCC en el momento de actualización de esta entrada esta rozando los 19 dólares por acción. El valor liquidativo (NAV, por sus siglas en inglés, «Net Asset Value») en el contexto de una Compañía de Desarrollo Empresarial (BDC, por sus siglas en inglés) es una métrica financiera clave que representa el valor neto total de los activos de la BDC menos sus pasivos totales, dividido por el número total de acciones en circulación.

Obviamente, nadie espera una liquidación de los activos de ARCC pero el NAV es una buena métrica relativa para valorar la empresa. Podemos decir que un valor intrínseco de 1.2 veces el NAV es bastante fiable y por debajo de ese valor la acción esta justamente valorada. Por supuesto, en caso de bajar del NAV podríamos decir que la acción esta barata. Todo ello teniendo en cuenta la calidad de la empresa y su desempeño histórico.

Ares genera más efectivo del que paga. Eso quiere decir que a pesar de que el yield del 9,83% puede considerarse muy alto lo cierto es que es perfectamente sostenible e incluso en este aspecto la dirección se muestra habitualmente algo «tímida» o conservadora a la hora de distribuir beneficios.

En cuanto a la deuda, este tipo de empresas suele estar apalancados aunque ARCC ofrece un ratio de apalancamiento del 1,07%. Es decir, una deuda ligeramente superior a su equity. Si vemos la evolución en los últimos trimestres observamos como se ha ido reduciendo del 1,27% al actual 1,07% en un año. En cualquier caso son niveles absolutamente normales e incluso bajos para este tipo de empresas.

Tal vez el único elemento negativo en sus datos fundamentales sea la dilución paulatina de acciones. Como se puede observar en el gráfico, y por otra parte es habitual en este tipo de empresas, parte de la financiación de la empresa se realiza con un constante crecimiento en el número de acciones en circulación. Esto es lo que hace que el yield on cost se mantenga prácticamente constante.

Dividendos

ARES Capital Corporation (ARCC) para mantener su estatus fiscal preferencial como BDCs deben distribuir al menos el 90% de sus ingresos imponibles a los accionistas. Esto hace que, lógicamente, ARCC distribuya dividendos proporcionando una alta rentabilidad históricamente desde su creación en 2004. Actualmente se acerca al 10%. En la mayoría de los casos un rendimiento de este nivel puede indicar un problema serio

El comportamiento de las BDCs tiene cierto paralelismo con el de los REITs y ARCC no es una excepción. Históricamente ofrece un dividendo creciente de forma moderada cuyo ritmo de crecimiento se ha acelerado en los últimos años de forma que en los últimos 5 años el crecimiento medio anualizado es del 4,24%.

A pesar del crecimiento, lo cierto es que el rendimiento no aumenta con los años en primer lugar porque el precio no crece demasiado pero porque además se aumenta el número acciones.

Conclusion

ARES es una empresa sólida, con un hgistorial de dividendos estables y que incluso se encuentra con un problema derivado del excesivo conservadurismo de su directiva. El dividendo actual paga menos del 80% de las ganancias, resultado que genera una decisión; pagar impuestos o más dividendos. (La ley exige que las BDC paguen al menos el 90% o paguen impuestos).

Sin embargo, este enfoque elimina el riesgo de futuras distribuciones. Da la impresión de que la dirección parece preocupada por dos cuestiones del mercado que evitan el aumento de los pagos. El primero, la estabilidad a largo plazo de las ganancias impulsada por tasas de interés más altas y el segundo, la falta de acumulación de capital inducida por la posible recesión. 

De hecho, visto los datos fundamentales, en realidad el mayor riesgo del dividendo (no de la empresa en sí que es muy sólida) es la correlación del momento económico con respecto a la rentabilidad obtenida a los activos que, actualmente supera el 11%. El riesgo principal es que se confirme un recesión y está sea profunda.

Aun así, Ares parece preparado para capear las tormentas que se avecinan, si es que se producen, sin recortes de dividendos durante varios años. Se trata de una empresa sólida que aportará rendimientos considerables por más que no ofrezca grandes crecimientos.

En cuanto a la valoración, en torno al NAV actual la empresa tiene un precio justo y por debajo del mismo se convierte en muy atractivo. Superando el 1.1 del NAV el precio se volvería exigente y por encima del 1.2 excesivo.

El punto negativo lo constituye la constante dilución producida por la emisión de acciones aunque la reducción en precio que se produce cada vez que emiten puede ser un interesante punto de entrada,

En cualquier caso, hablamos de una empresa que nos está ofreciendo casi dos dólares de retorno anual y que aún dispone de margen para subir ese dividendo un 20% e incluso pagar impuestos al no cumplir con el mínimo de distribución del 90% sacrificando de esta forma esa ventaja competitiva por mantener la solvencia y la resiliencia a una posible recesión. Y esto con todos los fundamentales estables.

Ares, durante años, ha almacenado el exceso de ganancias creando un colchón para mantener dividendos estables durante períodos de escasez, habiendo superado consistentemente el pago desde su concepción y parece que este puede ser el caso. Si al final los vaticinios de una severa recesión no se cumplen ARES siempre podrá usar ese remanente para distribuirlo a sus accionistas, bajar el apalancamiento o disminuir la dilución de acciones.

ARCC no puede considerarse una empresa DGI pero hay que tener en cuenta que en muchos casos para llegar al yield on cost del 10% una empresa DGI debe tener un crecimiento continuado durante más de una década. Por eso es una muy buena opción (a precios justos) cuando se desea balancear la cartera aportando más rentabilidad o en fases cercadas a la distribución de rentas o directamente en una cartera de retiro.

Se trata, de una empresa impecablemente operada y por eso, a diferencia de la mayoría de los casos, el dividendo del 9,82% no puede considerarse temerario.