Dividendos crecientes

Dividendos crecientes (I). Introducción a la estrategia DGI

La estrategia de inversión DGI, que significa «Dividend Growth Investing» o «Inversión en Crecimiento de Dividendos» en inglés, es un enfoque de inversión que se centra en adquirir acciones de empresas que tienen un historial sólido de aumentos regulares en el pago de dividendos a lo largo del tiempo. Esta estrategia se basa en la premisa de que las empresas que pueden aumentar constantemente sus dividendos tienden a ser empresas financieramente saludables y exitosas.

El objetivo principal del DGI, como en cualquier estrategia orientada a dividendos, es generar ingresos pasivos a través de los mismos. La peculiaridad es que los inversores buscan acciones de empresas que no solo pagan dividendos, sino que también tienen un historial de aumentos de dividendos.

El concepto de invertir en acciones de empresas que pagan dividendos y que aumentan esos dividendos con el tiempo ha sido una estrategia atractiva para muchos inversores, ya que ofrece la oportunidad de generar ingresos pasivos y aumentar el valor de la inversión a lo largo del tiempo.

Históricamente, muchas empresas sólidas han sido conocidas por mantener y aumentar sus pagos de dividendos durante décadas, lo que ha atraído a inversores interesados en la estabilidad y la previsibilidad de los ingresos.

No obstante, el término «Dividend Growth Investing» o DGI se ha popularizado en la comunidad de inversiones en los últimos años a medida que más inversores han adoptado esta estrategia y compartido sus enfoques y experiencias en blogs, foros y libros especializados.

La estrategia DGI ha evolucionado con el tiempo a medida que los inversores han desarrollado métodos y criterios específicos para seleccionar acciones para sus carteras de DGI.

Como cualquier estrategia de inversión orientada a largo plazo, y más aún si se trata de dividendos, debería basarse en las tres «reglas de oro» de este tipo de inversión:

  1. Seleccionar empresas con buenos modelos de negocio.
  2. Comprarlas a precio justo.
  3. No hace nada.

El factor fundamental aquí es el punto primero.

Selección de empresas DGI

La selección de empresas para una estrategia de inversión en crecimiento de dividendos (DGI) implica la identificación de acciones de empresas que tienen un historial sólido de aumentos regulares en el pago de dividendos y que están bien posicionadas para continuar haciéndolo en el futuro. Aquí hay pasos que puedes seguir para seleccionar empresas DGI:

  1. Busca empresas que tengan un historial sólido de pago de dividendos estables durante muchos años. Esto indica una cultura de distribución de beneficios a los accionistas. Una empresa que ha pagado dividendos los últimos diez, veinte o cincuenta años indica dos cosas: es un modelo de negocio que genera beneficios y la empresa esta firmemente comprometida con la retribución del accionista.
  2. Verifica si la empresa ha aumentado sus dividendos regularmente durante al menos los últimos 5-10 años. Un historial de aumentos constantes es una señal positiva ya que, además de solidez y compromiso con la distribución este factor nos ayuda a calibrar la calidad del modelo de negocio subyacente. Si la empresa aumenta dividendos es porque aumenta su beneficio por acción. Muchos inversores consideran tanto este factor que deshacen posiciones sólo con que una empresa reduzca un año los dividendos. Mi enfoque, algo más flexible, se centra en encontrar empresas que se comprometan con el crecimiento de dividendos «cuando se pueda». Toda empresa puede pasar un bache por la situación económica o causas exógenas que no tiene porque poner en duda un modelo de negocio que ha funcionado durante décadas.
  3. Evalúa la relación de pago de dividendos (payout ratio) de la empresa, que es la proporción de las ganancias que se destinan al pago de dividendos. Una relación payout razonable sugiere que la empresa tiene margen para seguir aumentando los dividendos. Además, dependiendo del sector y del modelo de negocio de la empresa, un payout relativamente bajo puede indicar que la empresa, además de pagar dividendos, puede dedicar parte del flujo libre de efectivo a la reinversión y el crecimiento.
  4. Analiza la salud financiera de la empresa y su capacidad para generar flujos de efectivo consistentes. Las empresas con flujos de efectivo estables son más propensas a mantener y aumentar los dividendos. En realidad, esta es la causa de que la empresa pueda distribuir dividendos crecientes pero es importante comprobar que realmente esta es la causa y no se trata de una cierta estrategia de ingeniería contable. Por ejemplo, en empresas con gran tradición y que se incluye en las listas de aristócratas o reyes de dividendos, a veces, en momentos de crisis el flujo de efectivo se reduce pero la dirección, por no perder ese estatus (que implica a menudo bajar precio de sus acciones) procura mantener un aumento, siquiera de un centavo y para ello aumenta el payout o incluso, en casos extremos, se endeuda o descapitaliza.
  5. Analiza el sector económico de la empresa. Algunos sectores, como los servicios públicos y los bienes de consumo, tienden a ser más estables y son conocidos por albergar empresas DGI. Evalúa si la empresa opera en un sector resistente a las recesiones.
  6. Analiza la rentabilidad anual media de los últimos años (yield). Aunque el rendimiento del dividendo no debe ser el único criterio, es importante evaluar si el dividendo actual es atractivo en comparación con las tasas de interés y otros activos de inversión. Cuando la empresa mantiene un yield similar durante años y los dividendos crecen de forma continua lo que realmente significa es que la empresa ha mantenido una revalorización constante. Este crecimiento es sano y si se prolonga en el tiempo hace que el inversor obtenga beneficios de la renta obtenida pero, además, aumente su patrimonio.
  7. Realiza un análisis financiero completo. Como en el resto de las estrategias de inversión, es importante que incluya la revisión de estados financieros, ratios clave (como el P/E y el PEG), y el estudio de la competencia y del mercado.
  8. Diversifica. Para reducir el riesgo, diversifica tu cartera de DGI eligiendo acciones de diferentes sectores e industrias. El problema del DGI a menudo es que las empresas que se comportan de forma parecida están muy concentradas en determinados sectores. Esto es lógico pero hay que intentar diversificar en distintos sectores o incluso dentro de un mismo sector en empresas que se dediquen a distintos mercados.

Como funciona el DGI

La inversión en dividendos crecientes, una vez seleccionadas las empresas adecuadas, ofrece rentabilidad por dos medios: la renta obtenido por los dividendos y la revalorización de la acción.

Aunque a veces pueda parecer que este tipo de acciones son poco «emocionantes» y habitualmente no están muy baratas, lo cierto es que las empresas que distribuyen dividendos y los aumentan año tras año se revalorizan estadísticamente por encima de la media del mercado.

aristócratas del dividendo - 2023

El grafico muestra la revalorización del índice de aristócratas del dividendo con respecto al SP500 con los dividendos reinvertidos.

Si se piensa bien, es lógico. Estas empresas son, por fuerza, empresas con un modelo de negocio probado que generan el suficiente flujo libre de efectivo como para incrementar, la mayoría de las veces por encima de la inflación, los dividendos distribuidos. Si se analiza la rentabilidad media por dividendos de estas empresas nos encontramos muchas veces dos características: tienen una rentabilidad relativamente baja pero constante a lo largo del tiempo, y por supuesto, aumentan dividendo año tras año.

Esto nos indica que aunque aumenta la cantidad neta del dividendo, el porcentaje con respecto al precio se mantiene y esto solo puede ocurrir por el hecho de que el precio esté aumentando. Todo ello, como siempre, en periodos largos con mínimos de diez años.

yield de pepsico historico
Cotizacion de pepsico historica diez años

Los gráficos de PEP a diez años nos muestran un ejemplo de este comportamiento. Mientras que la rentabilidad anual con ondulaciones se mantiene en torno a la media del 2,9%, la gráfica del precio denota un crecimiento constante del precio. Y si observamos los dividendos veremos que, efectivamente como es obvio, son crecientes (si el yield se mantiene y el precio aumenta es debido a que el dividendo absoluto crece)

Yield on cost

Este es un concepto básico para entender la estrategia de dividendos crecientes. En el ejemplo anterior hemos visto como Pepsico (PEP) ofrece una rentabilidad moderada del cerca del 3%. Aún así es bastante alta en comparación con la mayoría de empresas del índice de aristócratas del dividendo.

Un inversor que pretenda obtener unas rentas vitalicias para poder alcanzar la libertad financiera puede considerar que un 3% es un rendimiento escaso. Si hacemos un cálculo rápido, necesitaríamos 400mil dólares o euros para obtener un rendimiento mensual de mil dólares/euros.

En el siguiente capitulo de esta serie comprobaremos como funciona en la práctica esta estrategia a largo plazo realizando algunos cálculos.

Siguiente: La estrategia DGI en marcha

lo importante es el rendimiento

No es la cotización, es el rendimiento.

Los inversores tienden a centrarse únicamente en el precio de las acciones. Si la estrategia elegida es la inversión en dividendos, la mejor forma de evitar, al menos parcialmente, las emociones excesivas, sobre todo la de pánico es centrarse en los rendimientos en dividendos.
como funciona la estrategia DGI

La estrategia DGI en marcha

La estrategia DGI (Dividend Growth Investing) busca acciones de empresas con historiales sólidos de aumentos de dividendos para ingresos pasivos y crecimiento.
interés compuesto y dividendos crecientes

Estimación de dividendos crecientes

Interés compuesto y dividendos crecientes son aliados para el crecimiento patrimonial, reinvertir dividendos potencia el efecto del interés compuesto en inversiones.