Estimación de dividendos crecientes

A menudo se establece la disyuntiva entres alta rentabilidad por dividendo o dividendos crecientes. Que hacer, ¿Invertir en empresas con alta rentabilidad por dividendo o decidirse por empresas con un historia del dividendo creciente?. La respuesta como casi siempre cuando hablamos de inversión es «depende».

Pero en este breve artículo simplemente nos centraremos en ese «depende» y en concreto en las circunstancias de cada inversor. Usted puede hacer un simple ejercicio de estimación y, partiendo de la base de que nadie puede predecir el futuro, analizar que es lo más conveniente para usted.

Fase de acumulación y de distribución. En que punto estamos.

Cada inversor en dividendos (y en en todo caso) debe conocer aproximadamente su horizonte temporal entre las fases de acumulación en la que va a incrementar su capital invertido, y la fase de distribución donde va a retirar todo o parte del retorno de efectivo obtenido. Si usted esta pensando en invertir para complementar su pensión normalmente este punto coincidirá con su fecha aproximada de jubilación. Si esta planteando usar las rentas para conseguir la independencia financiera también tendrá una idea de cuando desearía y podrá conseguirla.

El siguiente paso será establecer un periodo temporal de vigencia de la fase 2. Normalmente es «para siempre», pero en este caso lo que se pretendería es fijar una duración media de ese «siempre».

Con estos datos, al menos aproximados, podemos comenzar a realizar ciertos calculos.

Comparativa fase 1.

Vamos a comparar dos tipos de acciones, una de alto rendimiento que habitualmente no presenta un crecimiento sostenido y otra de un rendimiento menor pero con crecimiento año a año.

El primer tipo se corresponde con empresas que distribuyen un alto porcentaje del capital y que habitualmente centran su negocio en obtener rentas para sus accionistas. Suelen ser negocios maduros y/o recurrentes como REIT’s o suministradores de servicios básicos o holdings de inversión. En estos casos el rendimiento anual por dividendos depende del resultado del negocio y aunque como en todos los casos hay crisis y recesiones habitualmente se ven menos afectados.

Aclaremos aquí que hablamos de valores absolutos de dividendos. A veces estas empresas sufren fluctuaciones en el rendimiento pero es porque el precio baja o sube como consecuencia de la dinámica de mercado. Por ejemplo, una empresa de bebidas y snacks como PepsiCo que analizamos en el post de dividendos crecientes observábamos que del año 2008 al 2009 sufrió una bajada considerable en el precio por la crisis de las suprime pero, sin embargo, el negocio no se resintió e incluso aumentó el dividendo.

Realty Income (O)

Como ejemplo de una empresa de alto rendimiento veremos la empresa Realty Income (Ticker: O). Una de los mejores REIT’s y que tiene como particularidad que distribuye dividendos mensuales. Es un negocio típico inmobiliario basado en el alquiler y, como todos estos negocios, tiene una deuda considerable, hace diluciones periódicas (es decir, que emite acciones) para comprar nuevas propiedades y distribuye un alto porcentaje de sus beneficios en forma de dividendos.

Dividendos y yield on cost de Realty Income en los últimos diez años.

Si observamos el histórico de diez años, el dividendo presenta un cierto crecimiento y el yield on cost es bastante plano. Es decir, realmente alguien que hubiese comprado acciones de Realty Income hace diez años tendría hoy una rentabilidad similar a que tendría quien hubiese comprado ahora. Aunque en términos absolutos el crecimiento de los dividendos ha sido moderado pero continuo. No es un caso demasiado habitual en este tipo de acciones. Más bien, suele ser una grafica oscilante que mantiene una media pero que sube y baja conforme el momento económico. La subida de dividendos en términos absoluto ha sido aproximadamente un 45% (redondeamos para el ejemplo). En estos momentos la rentabilidad es aproximadamente de un 6% y el crecimiento del dividendo en los últimos cinco años es de un 3,04%.

United Health Group (UHN)

Como ejemplo de empresas de dividendos crecientes vamos a seleccionar United Health Group (UHN). Otra empresa de calidad excelente que se dedica al sector salud. Veamos la gráfica:

Dividendos y yield on cost de United Healt Group en los últimos diez años.

A simple vista observamos la diferencia. El crecimiento del dividendo es mucho mayor año a año. Esto se observa, de otra forma, en la gráfica del yield on cost que en este caso tiene una pendiente descendiente. Eso significa que quien comprase una acción de UHN hace diez años ahora tendría un rendimiento sobre el precio original de más del 16%.

El interés compuesto del dividendo entregado presenta un crecimiento en 10 años de un -impresionante- 671%. Es decir, se ha multiplicado por 6,7. Actualmente UHN ofrece una rentabilidad del 1,49% y un crecimiento anualizado del dividendo en los últimos cinco años del 15,87%.

Comparación de rendimiento actual

Las dos empresas ejemplos son de lo mejorcito de su sector y ambas son muy buenas empresas para invertir. Pero la cuestión es, ¿Cual es la mejor con vistas a una renta por dividendo?.

Supongamos que estamos en una fase cercana a la jubilación y queremos obtener una renta mensual de tres mil dólares brutos mensuales, o lo que es lo mismo 36mil dólares anuales. Teniendo en cuenta la rentabilidades actuales de ambas acciones necesitaríamos invertir las siguientes cantidades:

Realty Income: 600.000 $.

United Health Group: 2.406.107 $.

Lógico, puesto que la rentabilidad por dividendo de O cuadriplica a la de UHN, lo normal es que necesitemos cuatro veces más capital para obtener la misma renta. Pos lo tanto, parece lógico pensar que si estamos buscando el rendimiento relativamente inmediato las acciones con mayor Yield son las más adecuadas a igualdad de calidad de empresa.

Rendimiento esperado

Pero, ¿Qué podemos esperar en el futuro?. Antes que nada voy a repetir algo que puede sonar como un mantra y que siempre hay que tener presente. Cualquier estimación es pura adivinación, con más o menor argumentos pero nadie puede decir que va a suceder en el futuro.

No obstante, la experiencia de muchos años nos dice que las acciones tienden a tener comportamientos parecidos y las acciones de alto rendimiento suelen seguir dando estos altos rendimientos anuales pero no crecen demasiado ni en los dividendos distribuidos ni en la cotización y las empresas con un largo historial de dividendos crecientes suele continuar aumentando dividendos y de forma similar cotización.

A continuación vamos a poner una tabla donde estimaremos como serían los siguientes 25 años suponiendo que la media de crecimiento de los dividendos fuese consistente con la media de crecimiento de los últimos cinco años. En este caso concreto, un 3,05% anual para Realty Income y un 15,87% para United Health Group.

Rendimientos estimados de dividendos de United Health Group  y Realty Income.

En la primera columna tenemos numerados los años. En la segunda columna hemos consignado el monto en dólares que nos generaría una inversión de 100$ para Realty Income. Comenzamos por la rentabilidad anual del 6% y obviamente nos retorna 6$. En el segundo año incrementamos un 3,05% y obtenemos 6,18$, en el tercero y sucesivos vamos incrementando ese mismo 3,05%. En la tercera columna vamos sumando los dividendos recibidos acumulando año a año.

La cuarta y quinta columna son equivalentes a la segunda y tercera pero en este caso con United Health Group.

Recordamos que hemos seleccionado dos empresas que tienen sus características propias (de hecho Realty Income se considera en muchos casos una aristócrata del dividendo) y que hemos supuesto que se van a comportar en el futuro como en los cinco últimos años.

Pero aún y con todas las suposiciones el ejemplo nos sirve para comprobar que tiene que pasar 13 años hasta que las dos empresas igualan el dividendo que distribuyen. (fila marcada roja). Y no es hasta el año 20, que los acumulados recibidos por la empresa de dividendos crecientes supera a la de alto rendimiento.

Este comportamiento es pura matemática básica. No importa cuanto rendimiento actual tenga una empresa u otra, ni la diferencia de ratio de crecimiento anual. La empresa con mayor ratio de crecimiento anualizado siempre terminará por superar en rentabilidad a la otra.

Pero ¡Ojo!, eso no quiere decir que invertir en la empresa de mayor crecimiento siempre sea mejor. Porque tal vez el sorpasso se consiga a los 150 años o a los tres mil años. Y estaremos de acuerdo en que no vamos a ver eso.

Por otra parte, supongamos que obtenemos valores como los obtenidos en el ejemplo, 13 años para superar en dividendos anuales y 20 en el acumulado de retorno. ¿Cuál es la que podríamos recomendar?. No hay ninguna regla ni recomendaciones categóricas pero parecería lógico pensar que para un inversor de 60 a 65 años que pretende obtener rentas para la jubilación esperar 20 años para que la retribución le compense no es prioritario.

Sin embargo en el caso de un inversor de joven o de mediana edad, que puede tener por delante varias décadas de acumulación, puede que la expectativa del aumento progresivo de dividendos sea muy interesante. hay que tener en cuenta que, debido al efecto multiplicador del interés compuesto, una vez que se ha superado la rentabilidad las acciones de dividendo creciente rápidamente superan en mucho a las de alto rendimiento.

La conclusión si queremos generalizar es que hay estamos en un momento en la que aún nos faltan bastantes años para la fase de recogida de rentas la opción de dividendos crecientes puede ser más eficiente mientras que si por edad o por situación personal consideramos que queda poco para dicha fase de distribución la inversión en empresas de alto rendimiento puede ser la aconsejable.

Revalorización de capital

Como hemos visto, si nos centramos en la distribución de dividendos, la acción con mayor porcentaje anualizado es mucho más eficiente a largo plazo y por lo tanto ideal para inversores con plazo de acumulación de inversión largos. Pero nos hemos olvidado de otro factor que es el precio de las acciones.

Los inversores en dividendos terminan por centrarse en el retorno obtenido por dividendos ya que, en general, el plazo de inversión es «para siempre» pero no cabe duda que el hecho de disponer de un valor de patrimonio en valores importante es interesante.

En este caso, lógicamente, la revalorización va a depender de muchos factores coyunturales y del caso concreto de la empresa pero estadísticamente se puede afirmar que las empresas que aumentan sus dividendos de forma continua suelen crecer de forma proporcional a dicho aumento. De hecho es bastante lógico si se piensa bien ya que el aumento en los dividendos suele ser proporcional al aumento del beneficio por acción y a su vez, a largo plazo, el precio de la acción susle estar correlacionado con el EPS.

Por curiosidad, pondremos las dos gráficas de precio de las acciones que hemos analizado previamente.

Si bien ha tenido altibajos, el crecimiento de Realty Income no se puede considerar espectacular. Ni siquiera si tomásemos el punto más bajo y más alto de esta gráfica obtendríamos un 100% de revalorización. Partiendo de enero de 2013 hasta el día actual la rentabilidad acumulada es un 27,02%. Estas gráficas «tumbadas» con oscilaciones cíclicas son típicas de este tipo de empresas de alto rendimiento.

La grafica del UHN es bien distinta:

Poco hay que decir al respecto. Una revalorización del 883% en diez años. Tampoco podemos tomar esta gráfica como ejemplo típico porque UHN ha tenido un desempeño extraordinario en esta década pero habitualmente si se produce una revalorización del precio mayor en empresas con crecimiento de dividendos frente a las empresas de alto rendimiento.

Igualmente el análisis no cambia demasiado. Para un inversor que necesite rentas pasivas en el corto plazo la promesa de revalorizaciones a diez o veinte años tienen una importancia relativa ya que lo que necesita es mantener sus ingresos. Sin embargo, para un inversor con décadas por delante, el hecho de invertir en empresas con este tipo de rendimientos añade al atractivo del dividendo creciente, la revalorización del patrimonio.

Rollout de dividendo creciente a alto rendimiento

El «rollout de dividendo creciente a alto rendimiento» es una estrategia de inversión que implica vender acciones de una empresa que ha aumentado sus dividendos a lo largo del tiempo para comprar acciones de otra empresa con un rendimiento de dividendos más alto pero que aún no ha establecido un historial de crecimiento de dividendos.

Esta estrategia puede utilizarse para buscar ingresos por dividendos inmediatos más altos en el momento de la entrada en la fase de distribución cambiando crecimiento futuro por rendimientos inmediatos. Si usamos el ejemplo anterior, podríamos haber invertido durante esta década pasada en UHN obteniendo una rentabilidad de más del 800% pero a la hora de calcular las rentas el rendimiento sería del 1,49% del capital.

A la hora de comenzar la fase de distribución podríamos vender aun con la perdida fiscal correspondiente, para comprar acciones de O que nos entregaría cuatro veces más dividendos. En función de la situación particular del inversor puede ser una estrategia de optimización de rendimiento.

inversión en dividendos crecientes

Dividendos crecientes

«Inversión en Crecimiento de Dividendos (DGI): Estrategia que busca acciones de empresas con historiales sólidos de aumentos de dividendos.»
lo importante es el rendimiento

No es la cotización, es el rendimiento.

Los inversores tienden a centrarse únicamente en el precio de las acciones. Si la estrategia elegida es la inversión en dividendos, la mejor forma de evitar, al menos parcialmente, las emociones excesivas, sobre todo la de pánico es centrarse en los rendimientos en dividendos.
como funciona la estrategia DGI

La estrategia DGI en marcha

La estrategia DGI (Dividend Growth Investing) busca acciones de empresas con historiales sólidos de aumentos de dividendos para ingresos pasivos y crecimiento.