Ingresos Pasivos a través de la Inversión en Dividendos

Los ingresos pasivos son flujos de dinero que se generan con un nivel de esfuerzo o participación relativamente bajo una vez que se ha realizado una inversión inicial de tiempo, dinero o recursos. En contraste con los ingresos activos, que requieren una participación continua y activa en forma de trabajo o servicio directo, los ingresos pasivos permiten que el receptor obtenga ganancias de manera constante o intermitente con una intervención mínima o incluso nula después de la fase inicial de establecimiento.

A menudo los ingresos pasivos se relacionan con un concepto muy en boga como es el de Independencia Financiera (IF). La independencia financiera se refiere a la capacidad de mantener tu estilo de vida deseado y cubrir tus necesidades económicas sin tener que depender de un trabajo tradicional. Los ingresos pasivos son una herramienta valiosa para alcanzar este objetivo porque permiten que tus finanzas sigan prosperando incluso cuando no estás trabajando activamente.

Dicho de forma mucho más sencilla, los ingresos pasivos son los que permiten cumplir ese sueño irrealizable para la mayoría de las personas: «tener ingresos sin trabajar».

Principales modos de obtención de ingresos pasivos.

Cuando se habla de ingresos pasivos a menudo nos estamos refiriendo más bien a «ingresos irregulares», es decir que no provienen de un trabajo «fijo». Los métodos tradicionales comúnmente aceptados como «ingresos pasivos» son distintas versiones de lo que antiguamente se denominaba «rentista» o «vivir de las rentas».

  1. Inversiones en Dividendos: Los dividendos que recibes como accionista de una empresa son un ejemplo de ingreso pasivo. Las empresas distribuyen una parte de sus ganancias a los accionistas en forma de dividendos.
  2. Inversiones en Bienes Raíces: Los alquileres de propiedades inmobiliarias o terrenos o provenientes de la explotación de actividades económicas como pueden ser una explotación agraria o un comercio son un clásico ejemplo de ingreso pasivo.
  3. Ingresos por Derechos de Autor: Los autores de libros, música, obras de arte u otros contenidos creativos, pueden recibir ingresos pasivos a través de regalías cada vez que se vendan o utilicen sus obras.
  4. Ingresos de Regalías en Patentes o Licencias: Una versión industrial o científica de los derechos de autor de obras artísticas son las patentes, royalties o licencias de productos, tecnologías o invenciones

La pensiones, por jubilación u honorificas pueden considerarse una forma de ingreso pasivo, aunque es importante entender que el término «pensión» puede tener diferentes significados en diferentes contextos y sistemas de seguridad social. Una pensión generalmente se refiere a pagos periódicos que se realizan a una persona jubilada como resultado de su empleo y contribuciones realizadas durante su vida laboral.

Cada vez es más habitual que al referirse a ingresos pasivos se incluyan aquellas rentas obtenidas por la explotación de contenidos digitales como servicios de streaming, blogs, plataformas de video, redes sociales, etc.

Cuando un ingreso pasivo es realmente pasivo

Mi padre dijo en alguna ocasión, medio en broma, medio en serio y refiriéndose a mi: «No conozco a nadie que trabaje tanto para no trabajar». Esta frase se podría aplicar perfectamente a muchos de los métodos de obtención de ingresos pasivos que se proponen en los múltiples foros en los que se trata el asunto de la IF.

Un ingreso pasivo es considerado realmente pasivo cuando se genera con un nivel muy bajo o nulo de intervención o esfuerzo continuo por parte del receptor después de la fase inicial de inversión o creación.

Sin embargo, es importante entender que el término «ingreso pasivo» no siempre implica que no se requiera ningún tipo de trabajo o esfuerzo en absoluto. A menudo, se necesita trabajo y dedicación previa para establecer fuentes de ingresos pasivos efectivas.

Podemos decir que un ingreso pasivo «ideal» sería aquel que no supusiese absolutamente ningún trabajo o esfuerzo por nuestra parte. Se me ocurre que tal vez los únicos dos ingresos de este tipo pueden ser la mesada o paga que entregan los padres a los hijos o la herencia o fideicomiso que alguien puede dejar a un familiar.

Si quisiésemos acotar la definición de ingreso pasivo algo más podríamos decir que deberíamos considerar como ingreso pasivo a cualquier actividad que tal vez implique un esfuerzo inicial y que posteriormente genere un ingreso recurrente de forma desatendida.

Aun con esa definición es difícil encontrar modos de obtención de ingresos pasivos.

Ingresos por rentas de bienes inmobiliario

Probablemente, si hiciésemos una encuesta sobre cual es la forma más habitual de inversión con vistas a la obtención de ingresos «seguros» la primera en la lista sería la inversión en bienes inmuebles para alquiler. Lo que en España se suele denominar «inversión en ladrillo».

El debate sobre si el alquiler de bienes inmuebles puede considerarse realmente ingreso pasivo ha sido motivo de discusión en el ámbito financiero y de inversión. A pesar de que se presenta como una forma de generación de ingresos pasivos, existen argumentos sólidos que cuestionan su clasificación como completamente pasivo. Aquí están algunas críticas que resaltan por qué el alquiler de bienes inmuebles podría no cumplir completamente con los criterios de ingreso pasivo:

1. Mantenimiento y Gestión Constante: Una de los inconvenientes más evidentes del alquiler de bienes inmuebles es la necesidad de mantenimiento y gestión constante de las propiedades. Los propietarios deben ocuparse de problemas de reparación, mantenimiento, renovación y asuntos legales. Esto implica un compromiso activo y puede demandar tiempo y recursos, lo que contradice la idea de ingresos pasivos que requieren intervención mínima. Todo el que ha sido propietario y ha alquilado un inmueble ha vivido esa terrible sensación de recibir un mensaje del inquilino avisando de una avería o incidencia.

2. Responsabilidad Directa: Los propietarios de bienes inmuebles son responsables de abordar problemas como inquilinos problemáticos, cobro de alquileres, impuestos, seguros y otros asuntos relacionados con la propiedad. Esta gestión activa puede hacer que el alquiler no sea tan pasivo como se sugiere, ya que implica la toma de decisiones y el manejo de situaciones en curso.

3. Incertidumbre y Riesgo: Aunque los ingresos de alquiler pueden ser predecibles en ciertos casos, existen riesgos asociados, como la posibilidad de períodos de vacancia, daños a la propiedad, cambios en la demanda del mercado y fluctuaciones en el valor de la propiedad. Estos riesgos requieren vigilancia constante y pueden afectar la constancia de los ingresos. En España hay un riesgo que supongo que en la mayoría de los países puede parecer extraño o fácilmente solucionable: la ocupación ilegal, que incluso tiene su propio término: Okupación.

4. Inversión Inicial y Financiamiento: El alquiler de bienes inmuebles a menudo requiere una inversión significativa en la adquisición de la propiedad y la financiación de hipotecas. Además, la inversión inicial puede ser considerablemente alta en comparación con otras formas de ingresos pasivos.

5. Necesidad de Conocimiento Especializado: La inversión inmobiliaria requiere comprensión y conocimiento especializado del mercado, regulaciones legales, contratos de arrendamiento y otros aspectos relacionados con la propiedad. Esto puede significar una inversión considerable en educación y consulta profesional.

6. Influencia en el Rendimiento: El rendimiento del alquiler puede verse influenciado por diversos factores, incluida la ubicación, el tipo de propiedad y las condiciones del mercado. Esto puede requerir decisiones y ajustes estratégicos para maximizar los ingresos y el retorno de la inversión.

En conclusión, mientras que el alquiler de bienes inmuebles puede parecer una fuente de ingresos pasivos a primera vista, la realidad dista mucho de ello. Digamos que podría considerarse una actividad que implica un nivel de actividad intensivo al inicio y luego una atención moderada. El alquiler de bienes inmuebles requiera una participación más activa de lo que comúnmente se asocia con los ingresos pasivos.

Ingresos provenientes de generación de contenidos

La generación de contenido y su monetización es una estrategia cada vez más popular para generar ingresos pasivos en la era digital. Sin embargo, esta estrategia no está exenta de críticas y desafíos que vale la pena considerar antes de depender por completo de ella como fuente principal de ingresos pasivos. No obstante en este artículo de lo que se trata es de si se puede considerar un ingreso pasivo o no.

La generación de contenido de calidad requiere un esfuerzo continuo y un trabajo constante. Crear contenido valioso, atractivo y relevante para tu audiencia demanda tiempo, investigación, planificación y creatividad. Incluso después de publicar contenido, es necesario mantenerlo actualizado y relevante para mantener el interés de la audiencia. Esto implica revisar, editar y realizar cambios según sea necesario, lo que no se ajusta al concepto de ingreso pasivo.

Para atraer una audiencia y generar ingresos a través de la monetización, es esencial promocionar tu contenido en plataformas, redes sociales y otros canales. Esto requiere una participación activa en la promoción y el marketing. La mayoría de las estrategias de generación de contenido y monetización dependen de plataformas en línea, como redes sociales, blogs o canales de YouTube. Los cambios en las políticas de estas plataformas o en los algoritmos pueden afectar directamente tu alcance y, por lo tanto, tus ingresos.

Las tendencias y preferencias del público cambian con el tiempo. Para mantener la relevancia y el interés de la audiencia, es necesario adaptar tu contenido a medida que evoluciona el panorama digital. Los ingresos generados a través de la generación de contenido suelen estar directamente relacionados con la calidad y autenticidad del material. Mantener un alto estándar creativo puede ser desafiante y agotador.

Por otra parte, los ingresos generados a través de la monetización de contenido pueden ser variables y estar sujetos a fluctuaciones. Los factores como la demanda del público, la estacionalidad y los cambios en la plataforma pueden afectar tus ingresos. La generación de ingresos a través del contenido depende en gran medida de mantener una audiencia comprometida y creciente. Si pierdes audiencia, tus ingresos también pueden disminuir.

En resumen, aunque la generación de contenido y su monetización pueden generar ingresos, no siempre cumplen con el criterio de «ingresos pasivos» en el sentido de requerir intervención mínima una vez que se ha establecido la fuente. La generación de contenido y su monetización a menudo exigen un compromiso activo, adaptación constante y trabajo continuo para mantener y aumentar los ingresos.

Dividendos como ingreso pasivo

A veces al pensar en inversión en dividendos nos abstraemos de lo que realmente significa. Pongamos un ejemplo, suponga que usted tiene un conocido que es un magnifico chef y otro conocido que tiene experiencia en los negocios de hostelería. Se unen y deciden montar un restaurante que es un éxito. Al cabo de unos años el restaurante genera ingresos de forma recurrente. Por lo que sea, le ofrecen la posibilidad de obtener una parte de ese negocio. Usted no tiene que saber de cocina ni de hostelería. Tampoco tiene porque conocer nada sobre la marcha de ni la gestión de un restaurante en el día a día. Simplemente le dicen que por una cierta cantidad de dinero le entregaran un porcentaje x del negocio.

Cuando usted pregunta que obligaciones tiene usted al aportar ese capital le contestaran que básicamente ninguna. Usted aporta esa cantidad y cada tres meses le avisaran de que le van a insertar en su cuenta un porcentaje de beneficios. Tal vez nada si hay gastos extras o ha habido perdidas.

Desde un punto de vista de eficiencia económica puede que esa inversión sea rentable o no, pero de lo que no cabe ninguna duda es que los ingresos obtenidos, de haberlos, serán totalmente pasivos. Esta es una de las grandes ventajas de este tipo de inversión.

Una vez que has invertido en acciones de empresas que pagan dividendos, no es necesario un esfuerzo activo y constante de tu parte para mantener el flujo de ingresos. A diferencia de un trabajo tradicional, no estás intercambiando tu tiempo por dinero en el sentido directo. Los dividendos proporcionan un flujo regular de ingresos. A medida que mantienes tus inversiones a lo largo del tiempo, recibes pagos de dividendos a intervalos establecidos (generalmente trimestralmente, pero puede variar según la empresa).

invierte y siéntate a cobrar tus dividendos

A diferencia de algunos trabajos que pueden requerir tu presencia física en un lugar específico, los ingresos de dividendos no están vinculados a una ubicación en particular. Puedes recibir dividendos sin importar dónde te encuentres. Si usted invierte una cantidad de dinero en Coca Cola da igual que se vaya al caribe o se pierda en una selva en la isla de Java, cada tres meses, en su cuenta aparecerá el dinero de los dividendos de la empresa. Podríamos decir, que cada vez que alguien compre un refresco de cola, una pequeña parte de esas monedas, terminarán en su bolsillo.

Conclusión

En resumen, los dividendos se ajustan al concepto de ingresos pasivos porque ofrecen una forma de ganar dinero que no requiere una participación activa continua una vez que has realizado la inversión inicial en acciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, si bien los dividendos son una forma de ingresos pasivos, la inversión en acciones y la elección de las empresas adecuadas requieren investigación y análisis para tomar decisiones informadas y garantizar un flujo de ingresos confiable a lo largo del tiempo.

Análisis técnico y trading

Consejos para la elección de un bróker de inversión

Tarifas transparentes, plataformas sólidas, regulación confiable y servicio al cliente eficiente son clave al elegir un broker de inversión.
Ingresos pasivos

Como alcanzar la independencia financiera con dividendos (2)

La independencia financiera mediante dividendos se logra acumulando acciones que generan ingresos pasivos suficientes para cubrir gastos sin trabajar.
BDC (Business Development Company)

Business Development Company (BDC). Una alternativa de inversión de alto rendimiento.

Una BDC (Business Development Company) está regulada en EE.UU. y ayuda a PYMES a crecer, proporcionando capital. Similar a firmas de capital riesgo, pero accesible para inversores individuales. Deben distribuir el 90% de sus ingresos. Invierten en múltiples sectores, con potencial de alto riesgo/recompensa.
Ingresos pasivos

Planifique su renta pasiva con dividendos

Planificar una renta pasiva implica crear fuentes de ingresos que requieran poco o ningún esfuerzo continuo para mantener. Planifique sus rentas provenientes de dividendos.