Los dividendos nunca mienten. La estrategia de la dama de los dividendos.

El título de la entrada es el titulo de un famoso libro de la llamada «Dama de los dividendos», Geraldine Weiss que se considera una obra clásica sobre inversión en dividendos. Es una referencia importante para los inversores interesados en estrategias de inversión en acciones que se centran en empresas que pagan dividendos consistentes y crecientes.

Pero esta entrada tiene más que ver con el contenido del libro que sólo el título. Lo que intentaremos analizar aquí es otro enfoque de la inversión en dividendos: el uso de la rentabilidad por dividendos como elemento clave en la selección de acciones usando análisis fundamental.

De donde sale el Dividendo. La ingeniería financiera.

El dividendo que pagan las empresas proviene de las ganancias que generan a través de sus operaciones comerciales. En otras palabras, cuando una empresa gana dinero, parte de esas ganancias se destinan a pagar dividendos a sus accionistas.

Hasta aquí no parece nada reseñable. Pero los dividendos tienen una característica única. Es dinero real que sale de la empresa hacia sus accionistas.

La contabilidad de una empresa publica suele ser compleja y admite una gran cantidad de trucos contables resultado de la ingeniería financiera. No se trata forzosamente de malas prácticas o de practicas con mala fe, pero es habitual que las diferentes partidas contables se vaya redistribuyendo para ofrecer los resultados que la dirección quiere ofrecer.

Una anécdota que se cuenta en ámbitos de las empresas de auditoría es que cuando un propietario de una gran empresa familiar quiso contratar a un director financiero siempre le hacía una única pregunta: «¿Cuanto son dos más dos?». Se cuenta que durante meses pasaron distintos candidatos que se iban indignados hasta que por fin uno respondió: «¿en que cifra estaba usted pensando?» y fue contratado de inmediato.

Cuando se revisan tanto el balance como la hoja des resultados las directivas las inundan con todo tipo de cifras. Y dentro de ese maremágnum hay muchas formas de hacer reflejar que una empresa gana más o gana menos.

Pondremos un caso bastante habitual que sucede con el EPS o beneficio por acción. Una empresa puede haber ganado 4,8$ por acción en un ejercicio. Ahora imaginemos que la directiva esta realmente muy interesada en superar los 5$ por acción. Por ejemplo porque hay un bonus que depende de ello.

Una forma de subir ese EPS es reduciendo el denominador de ese ratio, es decir, el número de acciones en circulación. Para ello podemos planear una recompra de acciones que en el peor de los casos puede financiarse con deuda y en el mejor con fondos propios.

Esa operación de recompra de acciones o buyback es incluso muy bien acogida por los accionistas ya que esperan que al aumentar el EPS aumente el precio de las acciones.

Pero en realidad se trata de una modificación artificial del resultado. La empresa no ha aumentado beneficios. Y el aumento de beneficios es algo muy importante para muchas empresas. Existen tantos robots de inversión y tantos analistas de corto plazo que el hecho de superar o no superar unas previsiones o los beneficios del ultimo trimestre pueden suponer perdidas millonarias en capitalización y en las stock options de los directivos.

A veces se adelantan cobros o ventas o, incluso se difieren de forma que si un trimestre hay una subida considerable, se aplican provisiones contables para por una parte cumplir con batir previsiones en el trimestre y, además, ponerlo mas cómodo para el siguiente trimestre.

A veces sucede que mientras los beneficios aumentan, la deuda a corto o largo plazo aumenta mucho más que esos beneficios.

En el balance de la empresa, sonde se anotan activos y pasivos existen partidas de intangibles que se valoran como se quieran y que permiten presentar un balance mucho más saneado.

En resumen, porque sino esto daría casi para un blog nuevo, la contabilidad de las empresas es realmente complicada y puede ser edulcorada convenientemente. Sin embargo, los dividendos no tienen trampa ni cartón. O, mejor dicho, un largo historial de dividendos porque el dividendo puntual si puede ser financiado con deuda.

Porqué no mienten los dividendos. Payout ratio.

Los dividendos si no se tratan de script dividend o reparto de nuevas acciones son dinero que debe salir del flujo libre de efectivo (también llamado flujo libre de caja o en ingles: Free Cash Flow).

Esto significa que una empresa que genera dividendo a lo largo de una serie de años, y mas aun si se trata de dividendos crecientes, lo que nos esta es proporcionando una señal clara de que se trata de una empresa que genera flujo libre de efectivo y por lo tanto que se trata de una empresa rentable.

Las empresas que distribuyen dividendos a lo largo de décadas lo que demuestran es que tiene un modelo de negocio consolidado que les permite financiar su actividad corriente y, además, generar un excedente que se distribuye a sus accionistas.

Si la rentabilidad anualizada se combina con el payout ratio el indicador es aún más fiable. Una empresa bajo payout nos está indicando fortaleza en su balance y una buena capacidad para mantener y aumentar sus dividendos en el futuro.

Por mucha ingeniería financiera que se quiera aplicar, los dividendos nos son números o partidas contables. Los dividendos son dinero contante y sonante que llega a las cuentas de los accionistas y sale de la empresa.

Es por esto que podemos decir que de los distintos ratios financieros o partidas contables que podemos usar para medir el desempeño de la empresa, la distribución de dividendos es la más evidente. Porque como dice el titulo, los dividendos nunca mienten o, mejor expresado, las empresas no puede mentir (a largo plazo, repito) con la entrega de dividendos.

Valoración de empresas basada en rentabilidad por dividendos

Como se repite en este sitio en varias ocasiones las estrategias de inversión que ha demostrado ser más rentable y eficiente a largo plazo son las que se basan en tres reglas:

  1. Seleccionar buenas empresas con buenos modelos de negocio.
  2. Comprarla a buen precio.
  3. No hacer nada

Hay muchas formas de implementar una estrategia de este tipo y las diferencias entre unas y otras es como determinar que una empresa es una buena empresa con buen modelo de negocio, y en segundo lugar como determinar que la empresa esta a buen precio o al menos a precio justo.

Hemos visto que el simple hecho de que una empresa pague dividendos durante una serie de años de forma continuada indica que la empresa es rentable y genera flujo libre de efectivo. Puede ser una forma de determinar que dicha empresa tiene buen modelo de negocio.

Por otra parte, las empresas con un largo historial de dividendos crecientes suelen tender una tendencia de fondo alcista. La razón es que, aunque a corto plazo puede haber discrepancias, a largo plazo el precio de una acción se suele corresponder con el beneficio por acción y el EPS a su ves suele estar relacionado con los dividendos distribuidos.

Una empresa que aumenta año tras año sus dividendos es porque su flujo libre de efectivo aumenta igualmente y por lo tanto su EPS también aumenta. Insistimos que todo se debe tomar en un plazo relativamente amplio porque un año en concreto una empresa puede aumentar sus dividendos esforzándose un poco más y aumentando su payout ratio.

En el largo plazo todo se estabiliza y el crecimiento de dividendos se deriva del crecimiento de ingresos y beneficios.

Puesto que los mercados fluctuan por diversas causas, en muchas ocasiones por circunstancias que nada tienen que ver con el negocio de las empresas, la relación entre el precio y los dividendos suele fluctuar entre un minio y un máximo.

La media de esa grafica de variaciones entre un máximo y un mínimo es la rentabilidad media histórica de la empresa y suele ser relativamente constante. A laro plazo, el mercado suele considerar un yield adecuado para una empresa en función de su calidad y su sector de negocio.

Cuando el mercado hace subir el precio de la empresa se por la razón que sea, el yield disminuye ya que no deja de ser la rentabilidad referido al precio y si el precio sube la rentabilidad baja. Habitualmente esto produce un efecto de venta de las acciones ya que la rentabilidad por dividendos suele ser un ratio muy apreciado.

Aparte de esto, la situación socioeconómica y la misma dinámica de la bolsa hará normalmente que el precio disminuya aumentando el yield. En un momento determinado el yield debido al crecimiento de dividendos continuo y a la bajada del precio de la acción alcanzará el punto medio, que podríamos llamar el precio justo aunque es solo una forma de hablar porque eso no existe.

Si el precio sigue bajando, y los dividendos no bajan, el yield ira subiendo por encima de la media histórica. Cuanto más alejado este de la media histórica de yield por arriba, mejor compra será ya que podremos suponer que estamos comprando con una valoración baja, o dicho de otra forma, la empresa estará barata.

La estrategia de Geraldine Weiss.

El sistema de inversión de la dama de los dividendos, Geraldine Weiss se basaba en estos principios para valorar empresas en función de la comparación de su rentabilidad con la rentabilidad media histórica. Su tesis de inversión consistía en hacer una selección previa de empresas que distribuyeran dividendos crecientes, que estuviesen dentro del S&P 500y tuviesen una muy buena calificación crediticia.

Posteriormente, a las empresas seleccionadas se le hace un estudio del histórico de rentabilidad por dividendos determinando una media, un máximo y un mínimo de dichos ciclos.

La idea es comprar cerca del máximo de cada empresa, esperar aprovechando los dividendos mientras tanto y luego vender cuanto la empresa se encuentre cerca de mínimo yield.

Observemos que tiene diferencias con el típica estrategia de buy&hold de ingresos por rentas pasivas ya que en este caso y aunque normalmente los ciclos de dividendos son a largo plazos, se compra para vender y obtener el doble rendimiento de la venta y de los dividendos.

A veces se tiene la impresión de que las empresas que distribuyen dividendos crecientes no crecen tanto como otras y que por lo tanto no son rentables para una estrategia activa de inversión pero el grafico siguiente cuestiona este razonamiento.

aristócratas del dividendo - 2023

Como observamos los aristócratas del dividendo han superado en rentabilidad al S&P 500 en los ultimos años.

Esta estrategia Se trata pues de una estrategia activa aunque con plazos mucho más largos que en otras como el trading.

Conclusión

Aparte de conocer la estrategia de Geraldine Weiss, que por cierto superó en rentabilidad al S&P 500 de forma consistente durante años, lo importante de este articulo es observar dos conclusiones:

  1. La distribución de dividendos a lo largo de varios años es una señal inequívoca de que la empresa y el modelo de negocio funciona. El yield y el payout son indicadores de la salud de la empresa y son uno de los indicadores más difíciles de mejorar usando ingenería financiera.
  2. Las empresas de dividendos, sobre todo si se trata de dividendos crecientes, no solo obtienen rentabilidad por los mismos dividendos devengados sino que además son empresas que, a largo plazo, suelen obtener buenas revalorizaciones y se pueden usar dentro de una estrategia activa de compra y venta siempre y cuando se trata de una estrategia a largo plazo.

A veces, demasiadas veces, la bolsa se mueve por sensaciones. Empresas que consideramos atractivas por su sector o por los productos que fabrican o porque simplemente nos parecen atractivas pero es muy habitual que nos encontremos empresas que producen servicios o productos aburridos, tal vez maquinaria, o pintura, o componentes auxiliares, que año tras año producen el suficiente flujo de efectivo como para distribuir dividendos a sus accionistas y en algunos casos usando solo una pequeña parte de sus beneficios netos.

Si usted entiende que la función principal de una empresa es obtener beneficio, entonces esas son buenas empresas con buenos modelos de negocio. Y es por eso que se dice que «los dividendos nunca mienten«.

McDonald

McDonald’s. ¿restaurantes o negocio inmobiliario?

McDonald’s es una cadena de restaurantes de comida rápida con presencia global y que posee bienes raíces de sus restaurantes, generando ingresos a través de alquileres, parte clave de su modelo de negocio.
3M Hedquarters

3M Company

3M, fundada en 1902 en Minnesota, comenzó como una empresa minera y evolucionó hacia la innovación con productos icónicos como la cinta Scotch y Post-it. Se ha diversificado globalmente en sectores como salud, seguridad, electrónica y energía, destacándose por su adaptabilidad y enfoque en sostenibilidad.
Independencia financiera con dividendos

Como alcanzar la independencia financiera con dividendos (1).

La independencia financiera significa tener suficientes ahorros, inversiones o ingresos pasivos para cubrir tus gastos de vida sin necesitar trabajar. Desarrollaremos un plan para conseguir la IF.
campeones del dividendo

Aristócratas, reyes y campeones del dividendo

Aristócratas: 25+ años de aumentos de dividendos. Reyes: 50+ años. Campeones: historial sólido de dividendos crecientes. Inversiones a largo plazo.